domingo, 7 de octubre de 2012

SI ME ENTENDIESES


 

Especialmente para tí, porque nunca había entendido esa frase que sigues repitiendo a veces, hasta que un día, volviendo en coche del trabajo hacia nuestra casa -ya por la noche y cansado-, y mientras en una extraña emisora sonaba Piazzolla interpretando un largo tango, lo entendí todo de una sola y amarga vez .
 
 






 
Si tú me entendieses:

si algún hombre, alguna mujer,

en algún sitio,

me entendiese.

Si comprendiese que al final, y siempre,

se nace y se muere solo.

 

Si entendieses

que esta

es

la

única

verdad

de la vida.

 

Si lo entendieses.

 

7 comentarios:

giovanni dijo...

Leí tu perfíl ("About me") y me pregunté si sigues tocando la guitarra, la otra. Y me pregunto por qué compraste otra guitarra... o por qué te regalaron otra? Tocas flamenco?

Yo tengo varias guitarras pero suelo tocar dos (no más).

Aprendí hablar castellano 'de verdad' en Chile, por eso ese 'no más'.

Suelo leer tus comentarios en el blog de Jesús.

Después dejaré un comentario a tu escrito.

Un saludo desde Nieuwendam (Amsterdam)

Paco Principiante dijo...

Bienvenido Giovanni!

Lo de las guitarras tiene para una entrada, por lo que es probable que lo próximo que escriba en el blog sea de eso. Así de camino te respondo.

Yo también disfruto leyendo blogs. El de Jesús forma parte de mis preferidos. He pasado por el tuyo y resulta igualmente muy interesante. Supongo que son tuyos los pasos y la sombra de las misteriosas imágenes de tu última entrada.

Me alegra que hayas recalado por aquí.

giovanni dijo...

Ese largo tango (de la vida) se puede escuchar solo y en compañía, ojalá también en el momento de morir. No estoy tan seguro de que nazcas solo o sola... Me sentía muy cerca de mis hijos en el momento en que salieron desde el cuerpo de mi compañera (para así describir el dar luz).

Un abrazo

giovanni dijo...

... aunque es cierto que en el momento supremo estás solo cuando naces y cuando mueres.

Paco Principiante dijo...

A eso me refería giovanni.

Yo al principio no estaba de acuerdo, y era mi mujer la que insistía. Pero una noche lo comprendí.

Porque una cosa es que te esperen en el otro lado, y otra el tránsito de una cosa a otra.

A tí te ha hecho falta solo unas horas para comprenderlo (lo que va de un mensaje a otro). Yo necesité bastante más.

un abrazo

José Luis Ríos Gabás dijo...

Todo es verdad, sí.

Un abrazo

Paco Principiante dijo...

Y que sea todo esto verdad tiene más de una implicación, queramos o no.

Un abrazo, José Luis.